El éxito de una empresa consiste, básicamente, en el buen trabajo que hagan los empleados. Y aunque hay muchos factores que influyen en ello, hoy queremos hablar sobre la importancia de la motivación en el equipo de trabajo.

Para determinar el nivel de motivación dentro del grupo de trabajadores usted debe, claro está, hacer un pequeño sondeo a través de diversos métodos.

Pero antes de hablar sobre los aspectos que pueden incidir en la motivación de todos sus trabajadores, es necesario explicar en qué consiste este aspecto tan fundamental.

Importancia de la motivación en el equipo de trabajo

Para ahondar en el tema, principalmente debe saber qué es la motivación en el equipo de trabajo. Consiste en la capacidad que tienen las empresas de estimular de manera positiva a esta parte de la organización.

Existen muchas maneras de hacer que esto suceda, pero una de las principales es que los objetivos de la empresa sean similares a los del trabajador.

Así ambas partes podrán crecer en paralelo, y los trabajadores podrán trazar sus metas con la posibilidad de verlas cumplidas.

Sin embargo, la motivación va a ser percibida por cada trabajador de manera distinta. Esto es porque se trata de algo personal aunque al final tendrá como resultado un estímulo global.

Por su parte, los factores sociales, culturales y económicos de cada trabajador deben ser tomados en cuenta al momento de crear la motivación.

Dicho esto, vamos a mostrarle algunas claves que pueden ayudar a que sus empleados se sientan realmente comprometidos y motivados a hacer un buen trabajo en su empresa.

Un horario flexible puede ayudar

El horario es uno de los aspectos más polémicos dentro de la empresa. Las jornadas laborales suelen ser muy cerradas, con horas de salida y de entrada que pueden ser una pesadilla para los trabajadores.

A su vez, esto puede generar una desmotivación en el equipo de trabajo que puede hacerse notoria cuando los trabajadores comienzan a llegar tarde y cuentan las horas para salir.

Sin embargo, estos efectos negativos pueden ser mitigados con la implementación de un horario flexible. Pero, ¿cómo hacer esto sin que la empresa se vea afectada? Muy sencillo.

La idea es que la organización se complemente con el trabajador y con su disponibilidad de horario. No es necesario poner una hora de entrada sumamente temprana, ni una de salida muy tarde.

No interfiera en la planificación de la jornada

Muchas veces las empresas cometen el error de distribuir a su conveniencia las tareas de los trabajadores. Esto hace que se vuelva una jornada tediosa y obligada.

Las consecuencias de esta falla pueden ser muchas, dentro de las que figura la desmotivación.

Por ello es importante, además de necesario, que las empresas permitan que sus trabajadores organicen y distribuyan sus actividades. Así ellos podrán hacerlas en los momentos del día que consideren necesarios.

De eso se trata la autonomía en el trabajo. Siempre y cuando los objetivos sean cumplidos de acuerdo al calendario, no hay problema en si las tareas se hacen en la mañana o en la tarde.

No interfiera en el tiempo familiar

Todo el equipo de trabajo, incluyendo a los dueños y a los trabajadores, merece el tiempo necesario para compartir con sus familiares y demás seres queridos.

Para mejorar la motivación en este aspecto, la empresa no debe interferir en los momentos libres de sus trabajadores.

Al contrario, una opción podría ser crear espacios para compartir con la familia en fechas especiales dentro de la empresa. De esta manera se reforzarán los lazos de confianza entre los trabajadores y la organización.

Sin dejar a un lado, claro está, que los momentos compartidos quedarán en la memoria de los trabajadores. Además, serán una motivación para seguir cumpliendo sus labores dentro de la empresa.

Forme a sus trabajadores

Otra de las fallas que puede interferir directamente en la motivación de los trabajadores incluso antes de entrar en la empresa, es el requisito muy nombrado de los años de experiencia.

Es importante entender que son muchos los jóvenes que cuentan con el potencial necesario para hacer crecer la organización. Pero muchas veces se encuentran limitados por la misma empresa..

Para motivarlos a entrar y a hacer un excelente trabajo, puede incluir en su empresa un mecanismo que permita la formación de los nuevos profesionales.

Así dejaría de lado el límite de los años de experiencia y lo convertiría en una motivación. Esto para aquellas personas sin años laborales previos.

Como verá, las claves para motivar al grupo de trabajo son muy sencillas, pero seguramente traerá muchísimos beneficios a futuro.