El almacén puede ser uno de los componentes más importantes dentro de las empresas de logística. Por eso, la gestión eficiente de un almacén no es algo que se deba tomar a la ligera.

Es común que la falta de espacio se convierta es uno de las principales preocupaciones de estas empresas. Tomando en consideración la cantidad de mercancía, cajas, productos y demás artículos que diariamente circulan por sus pasillos.

Es por ello, que garantizar una correcta circulación de la mercancía se llegue a tornar algo cuesta arriba. Sobre todo, cuando el límite de almacenamiento va llegando a su máximo de capacidad.

Por ello, queremos compartir algunas herramientas que se pueden emplear para realizar un uso óptimo y de calidad del espacio del almacén. Así, no solo se puede contener un mejor orden de los productos, sino que se agilizan los procesos de búsqueda y almacenaje.

¿Cómo lograr la gestión eficiente de un almacén?

Lo primero que hay que destacar, es que los encargados del almacén tienen muchos elementos que tomar en consideración para garantizar la eficiencia. Una de ellas, es un inventario de todos los productos y suministros.

  • Organización en palets: Los palets resultan una excelente herramienta al momento de optimizar los almacenes. Si bien, éstas ocupan un espacio considerable, se pueden aplicar algunas acciones como:
      • Palets de madera: soy mucho más livianos y permiten apilar grandes cantidades. Además, poseen capacidad de hasta 1000 kg en carga dinámica.
      • Palets armables o encajables: tienen la peculiaridad de ser más compactos, lo que permite apilar mayor cantidad en menos espacio.
      • Caja.palet: ideal para obtener una solución compacta y eficiente para realizar exportaciones.
  • Las cajas de cartón con fondo automático: esta solución es ideal para ahorrar tiempo de montaje y espacio de almacenamiento.

    A través de este tipo de cajas, el mismo operador puede realizar todo el proceso de montaje con solo un gesto. A diferencia de las cajas tradicionales que deben pasar de mano en mano.

    Con esta caja de fondo automático, se aumenta la productividad y se reduce el espacio de almacenamiento. Dentro de sus principales beneficios, también destacan:
      • Velocidad de montaje.
      • Reducción de tiempos de armado.
      • Reducen costos de ensamblaje, ya que requieren la mitad de cinta adhesiva que las normales.
      • Reducen las posibilidades de accidentes laborales.
  • Cajas de alturas variables: Este tipo de cajas son adaptables acorde a la altura del producto que contengan en su interior. Gracias a esta cualidad, necesitan menos relleno.
  • Rellenar las cajas con papel o espuma: Algo a destacar del tradicional papel de burbujas y de los chips de embalaje es que ocupan demasiado espacio. Sin embargo, existen otras opciones que reducen el espacio en los almacenes.

    Las ventajas de la espuma expandida:

    -Forma una envoltura protectora fuerte.
    -Reduce la necesidad de almacenar embalaje de protección con formas preestablecidas.
    -Fácil de conseguir en bolsas para relleno de forma manual y cadencias mayores para máquinas.
    -No aumenta el peso del paquete.
  • El orden del almacén es vital: Para optimizar el almacén, no solo hay que pensar en el espacio horizontal, sino también el vertical. Para ello, hay que mantener un buen orden en las estanterías y en accesorios como las gavetas.

El objetivo principal es brindarle herramientas y soluciones que le ayuden a optimizar el espacio dentro de su almacén para lograr una mejoría en sus procesos. A mayor orden en el almacén, mayor será la productividad del personal, ya que encontrar los paquetes será mucho más sencillo.

Comience hoy a optimizar el espacio de su almacén, agilice sus procesos e incremente la productividad de su empresa de forma efectiva con herramientas funcionales.